5 increíbles remedios caseros para la sudoración excesiva

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

sudarEl sudor es una respuesta física a muchos estímulos como la actividad física, una respuesta emocional muy fuerte o una temperatura ambiental alta. Según la web especializada en dietas de adelgazamiento comoperderpeso.es

Es generalmente producido como un medio de refrigeración que culmina en la transpiración. El principal objetivo de la sudoración es regular la temperatura, esto lo logra a través de la transpiración, ya que al aumentar la temperatura corporal el cuerpo genera la transpiración para enfriarlo y que de este modo disminuye poco a poco la temperatura de la piel.

El sudor es una secreción de las glándulas sudoríparas compuesto de agua, sales minerales, urea y aminoácidos. En las zonas donde hay mayor cantidad de poros, en donde más se manifiesta la transpiración (cara, cuero cabelludo, axilas, espalda, palmas de las manos y plantas de los pies). El sudor también funciona como un medio de eliminación de desechos tóxicos del cuerpo.

La hiperhidrosis es una enfermedad en donde hay una excesiva producción de sudor sin causa aparente. Su causa no está bien definida, solo se sabe que puede deberse a una sobre estimulación del sistema simpático (parte del sistema nervioso autónomo), independientemente de la temperatura ambiental.

Existen dos tipos de hiperhidrosis de acuerdo a su origen, la hiperhidrosis primaria cuya causa no es evidente y puede iniciar en cualquier etapa de la vida, y la hiperhidrosis secundaria, que se genera secundaria a una enfermedad de base (trastornos de la glándula tiroides, pituitaria, diabetes mellitus, tumores, menopausia, entre otros).

Esta enfermedad afecta la calidad de vida de quienes la padecen condicionando sus relaciones personales, actividades sociales y autoestima, ya que la excesiva sudoración se genera independientemente de la temperatura ambiental y del estado emocional.

A continuación 6 remedios caseros 

  1. Salvia: Por sus propiedades astringentes la salvia es un excelente anti-transpirante natural. Además contiene vitamina B, la cual es excelente para minimizar la actividad que producen las glándulas sudoríparas. Hierve 2 tazas de agua y agrega 1 cucharada de hojas secas de salvia y deja que hierva por 10 minutos, luego retira del fuego y espera que enfríe. Aplicar y frotar en la piel de las zonas afectadas. Repite esta técnica 3 veces al día.

  1. Bicarbonato de sodio: Esta sal es considerado como un anti-transpirante natural ya que es útil para absorber la humedad y neutralizar el olor de la transpiración. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con suficiente agua hasta obtener una consistencia de pasta, aplícalo en las zonas afectadas y deja actuar por 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Repite varias veces a la semana, y de ser necesario todos los días.

  1. Té negro: El té negro contiene ácido tánico, éste último posee propiedades astringentes y anti-transpirantes, disminuyendo la transpiración excesiva causada por las glándulas sudoríparas. En 4 tazas de agua caliente coloca 3 bolsas de té negro, deja reposar por 15 minutos, moja una toalla pequeña con la infusión y frótala por las zonas que más generen transpiración. Deja actuar por 20 minutos.

  1. Hamamelis: Esta planta posee grandes propiedades antisépticas, hemostáticas, anti-inflamatorias y astringentes. Es por esto que representa una muy buena opción cuando de disminuir la secreción de las glándulas sudoríparas se refiere. Disminuye el tamaño de los poros evitando la transpiración. Moja un algodón con extracto líquido de hamamelis, frota muy bien las zonas con excesiva sudoración y repite este proceso todos los días. Otra forma es mezclar hamamelis con agua hasta formar una pasta, aplicar en las zonas afectadas y dejar actuar por una hora, luego retirar con agua fría, y repetir el proceso todos los días por 2 o 3 semanas.

  1. Aceite de coco: Este aceite contiene ácido láurico, útil para eliminar a las bacterias que propician el mal olor de la transpiración. Masajea las zonas de excesiva sudoración con aceite de coco durante 10 minutos. Puedes realizar esta técnica todos los días ya que además ofrece beneficios a la piel.