¿Quemar grasa con una dieta sin proteínas o sin grasas?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

las mejores dietas para quemar grasaHoy nos gustaría hacer un breve repaso, así como un pequeño análisis, de las dietas que son bajas en proteínas y de las dietas sin grasa y de otro tipo de regímenes. Para ello, nos hacemos las siguientes preguntas: ¿son efectivas estas dietas para perder peso y quemar grasa? ¿Son perjudiciales para nuestra salud? ¿Hay alternativas más eficaces y más saludables?

Las dietas bajas en proteínas o grasas: ¿Qué son?

Actualmente, existen muchas dietas diferentes que nos pueden ayudar a bajar de peso y perder grasa. Podemos utilizar un quemador potente y efectivo o no, pero ya sabemos que la dieta es esencial para lograr nuestro objetivo. Eso sí, debemos saber elegirla de manera adecuada.

Las dietas pobres en proteínas posibilitan perder peso pero a expensas de la masa muscular y de proteína visceral, que es aquella que forma parte de órganos vitales como el corazón o los riñones.

Por otro lado, los regímenes sin grasa, que son aquellos que no permiten tomar aceites, mantequilla, margarina ni cualquier otro tipo de grasas, presentan el riesgo de carencia de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles (A, D, E). Pueden provocar que descienda la presión arterial e incluso se han dado casos de arritmias cardiacas intratables.

Ejemplos de dietas pobres en proteínas son la de la uva y el plátano, del pomelo, del yogur, a base de algas, sirope de salvia, la dieta de la pasta, de la patata, sopa antigrasa, dieta desintoxicante, ayuno total-parcial-semidieta, dieta de Hauser, macrobiótica o vegetariana estricta.

Ejemplos de los regímenes sin grasa son la dieta desintoxicante, sirope de salvia, del pomelo, ayuno total-parcial, dieta de 1.000 calorías, dieta anticelulítica, dieta de Hauser, de la pasta, dieta de la patata, o vegetariana estricta.

Atención a otros tipos de dietas

Otras dietas de las que conviene advertir es de aquellas que consisten en consumir una gran cantidad de un único alimento. Además de aburridas son desequilibradas nutricionalmente y sin base científica, y pueden producir trastornos digestivos y psíquicos, ya que rompen el ritmo alimentario normal, por ejemplo las que proponen un único alimento por día de la semana.

Ya veis que los riesgos de llevar a cabo por nuestra cuenta una serie de dietas conocidas como “populares” no sólo no nos ayudará a perder peso (pues se recupera con la misma facilidad que se perdió al volver a la normalidad), sino que además pueden acarrearnos graves problemas de salud. No es una tontería, si queréis seguir un régimen efectivo y saludable acudid a un nutricionista para que os elabore una dieta a medida que atienda, además, a vuestras características particulares.